La Suprema Corte de Justicia, en sentencia dictada el 21 de septiembre de 2011 y actuando
en funciones de Tribunal Constitucional, reconoce que el amparo y el recurso de revisión
del mismo son garantías constitucionales instituidas para la protección inmediata de
derechos fundamentales que resulten vulnerados o amenazados por acciones u omisiones
arbitrarias e ilegítimas de toda autoridad pública o de particulares, siempre que se
demuestre que el daño concreto y grave ocasionado por estas actuaciones sólo puede ser
eventualmente reparado a través de éstos procesos constitucionales para frenar la violación
a derechos fundamentales reconocidos por la Constitución.

En sentencia del 21 de septiembre de 2011, la Suprema Corte de Justicia dispone que el recurso de amparo y el recurso de revisión del mismo son remedios excepcionales cuya utilización está reservada para aquellos casos en que la carencia de otras vías legales pueda afectar la efectividad de los derechos fundamentales.  La Suprema, actuando enfunciones de Tribunal Constitucional, dispone que si las vías judiciales ordinarias pueden ofrecer una tutela idónea y suficiente que permitan dar una solución adecuada y rápida a las pretensiones del agraviado, considera improcedente la vía excepcional y sumaria del amparo.

Para revisar la sentencia completa, visite:
http://www.suprema.gov.do/PDF/Datos_Adjuntos_inversiones_Laurel_dgii.pdf