El Poder Ejecutivo dictó recientemente el Decreto No.631-11 con el cual se garantiza la operatividad y se hace aplicable la Ley General de Migración No.285-04, la cual ordena y regula los flujos migratorios en la República Dominicana, particularmente en lo referente a la entrada, permanencia y salida de los extranjeros, así como la salida y el retorno de los nacionales al país. Este Reglamento detalla, para el caso de los extranjeros en el país, las particularidades aplicables a las categorías de residente temporal, residente permanente, trabajador temporero o estudiante. En adición dispone sobre las facilidades otorgadas a inversionistas extranjeros que realicen una inversión de por lo menos Doscientos Mil Dólares en el país, así como las bondades aplicables a pensionados, jubilados y rentistas en complemento con la Ley sobre Incentivos Especiales a los Pensionados y Rentistas de fuente extranjera (No.171-07).

El Decreto 631-11 hace aplicables las funciones del Consejo Nacional de Migración, el cual es presidido por el Ministerio de Interior y Policía, y que ha de diseñar la política migratoria del país y que es apoyado técnicamente por el Instituto Nacional de Migración. Dicho texto legal establece de manera clara el procedimiento para solicitar (i) una residencia temporal en República Dominicana, la cual, de ser otorgada, tendrá una vigencia anual; (ii) una residencia permanente, que debe requerirse 45 días antes de haberse cumplido 5 años de residencia temporal y tendrá una duración inicial de un año, y las renovaciones posteriores serán por cuatro años; (iii) residencia permanente para inversionistas extranjeros bajo el Programa de Permiso de Residencia a través de la Inversión; y (iv) residencia permanente para Pensionados, Jubilados o Rentistas extranjeros.

Para revisar el reglamento, visite:
http://www.consultoria.gov.do/spaw2/uploads/files/Decreto%20631-11.pdf