La Estrategia Nacional de Desarrollo (Ley No.1-2012) establece cuatro ejes estratégicos que definen el modelo de desarrollo sostenible al que aspira la República Dominicana. En general, estos ejes procuran: un Estado Social Democrático de Derecho (con una administración pública eficiente, transparente, donde exista el imperio de la ley y seguridad ciudadana); una sociedad con igualdad de derechos y oportunidades; una economía sostenible, integradora y competitiva (con una estructura productiva que genere crecimiento y que sea competitiva globalmente); y, una sociedad de producción y consumo sostenibles, que observen el cambio climático. Este documento es una referencia obligada en el marco de cualquier proceso de elaboración de políticas públicas en el país, así como en cualquier esfuerzo en hacer más competitivos e innovadores nuestros procesos productivos.

La Ley 1-2012 establece una serie de objetivos específicos que han de redundar de manera puntual en la aplicación de justicia y en la forma de hacer negocios en el país. Este es el caso de la intención de fortalecer el respeto a la Ley y la sanción del incumplimiento de la misma, además del requerimiento de desarrollar un entorno regulador que asegure el funcionamiento de los mercados y que, en el marco de un clima de negocios pro-competitivo, propicie mayores niveles de inversión en el país. En el caso de la generación de divisas, da una relativa importancia a la necesidad de fomentar las exportaciones, a través de la inserción de las mismas en los mercados internacionales y la conversión del país en un centro logístico regional, aprovechando su ubicación geográfica.

Para revisar la Ley 1-12, visite:
http://www.consultoria.gob.do/spaw2/uploads/files/Ley%20No.%201-12.pdf